.

sábado, 5 de septiembre de 2009


Muchas veces en la vida pasamos por momentos difíciles en los que tenemos que decidir sobre los nuevos caminos a tomar. A veces la parálisis nos invade, desarmados completamente caemos en la tristeza, la desilusión, el desgano; sentimos la horrible sensación de no poder hacer nada bien, tomamos caminos de fácil acceso que a ningún lado nos conducen; nos invade la soledad y ocupamos el vacío con gente vacía y el resultado es una lista interminable de momentos más vacíos. Yo creo que al la espantosa palabra dolor la escondemos detrás de una imagen cargada de elementos superfluos que no hacen mas que alejarnos de nosotros mismos.El tiempo oficial pasa pero el tiempo real nos encuentra sumergidos y cansados, pero tarde o temprano,surge una luz, que al principio es pequeña,que hace que lentamente nos reubiquemos en el camino correcto. Puede que a veces necesitemos pasar por momentos muy duros, cometer errores, evadir nuestros problemas y disfrazarnos de algo que no somos hasta que por fín nos encontramos, pero luego nos desencontramos de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario