.

viernes, 25 de septiembre de 2009

La televisión nunca ha estado a la altura de sus expectativas. Mucho peor, la pantalla masiva es la gran frustración que heredamos del siglo XX. Es más, no lo podemos creer: ¡La televisión no ha sido una opción de comunicación masiva para la educación! Triste,porque según los ilustrados ha pervertido el gusto, los saberes y los modos de producir conocimiento en la sociedad.Increíble... no ha servido para aumentar la cobertura escolar, ni la calidad de la educación.Misterioso, los maestros y las escuelas le tienen miedo a esa pantalla "come corazones. ¡Dios, la tele está en todas partes! Apagarla o ignorarla es imposible porque sin ella no podemos vivir, nos es imposible existir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada